Blog

Los almacenes automatizados y sus ventajas

Post de blog_3_Los almacenes automatizados y sus ventajas

Los almacenes automatizados, se han convertido en un  elemento estratégico y diferenciador dentro de la cadena de suministro de las empresas, generando valor añadido a las compañías. En un mercado cada vez más competitivo, con plazos de entrega cada vez más exigentes, las empresas optan por los sistemas automáticos para conseguir una mayor productividad y ser más eficientes, para satisfacer la demanda de sus clientes. Son una parte muy importante de la intralogística de las empresas.  

Cuando hablamos de almacenes automatizados se nos vienen a la cabeza numerosos beneficios para las empresas, tales como: optimización del espacio, aumento de la productividad, mejora de la eficiencia, optimización de procesos, una mayor competitividad, etc.

Ahora veremos qué es un almacén automatizado, tipos, ventajas y su importancia para las empresas.

¿Qué es un almacén automático o automatizado?

Lo podemos definir como un almacén que ha sido potenciado con la introducción de diferentes máquinas o sistemas automáticos. Estas máquinas y sistemas hacen posible que cada uno de los procesos que tiene un almacén, como puede ser el almacenaje de la mercancía, la preparación de pedidos o el envío de los mismos, entre otros, se realicen de manera más rápida y eficaz. Además, gracias a la implementación de estos sistemas, los operarios se destinan a realizar otras tareas menos tediosas y de más valor.

Una de las grandes ventajas de este tipo de almacenes es la optimización de los espacios, ya que cuando se trata de almacenar grandes volúmenes de mercancías, los almacenes automáticos verticales son la mejor opción. Estos espacios se destinan a almacenar cajas o palets, independientemente de sus dimensiones, pero siempre de forma automática a través de máquinas específicas, controladas mediante un sistema de gestión de almacenes (SGA). Este software permite planificar los movimientos y organizar la mercancía de forma lógica, buscando un mayor rendimiento.

Tipos de almacenes automáticos

A continuación, veremos los diferentes tipos de almacenes automatizados clasificados en función de 5 criterios:

Almacenes automáticos según su edificación

Los almacenes más habituales son los que están alojados en naves tradicionales que suelen tener unos 15 m de altura, donde se instalan estanterías específicas que soporten las fuerzas aplicadas de los transelevadores tras un estudio minucioso del proyecto. Estos almacenes tienen estructuras adicionales que albergan el carril superior de los transelevadores.

Por otro lado, los almacenes autoportantes están compuestos por las propias estanterías, sobre las que apoyan los cerramientos laterales y la cubierta del almacén. En su construcción se tienen en cuenta diferentes factores como el peso de la mercancía, las fuerzas que generan los equipos móviles y hasta el coeficiente sísmico de la zona donde se instala. En este caso, la altura de este tipo de almacenes puede llegar a superar los 40 metros, sólo están condicionados por las limitaciones técnicas de la maquinaria utilizada y por las normativas de seguridad.

Almacenes automáticos según su nivel de compactación

Dependiendo del número de productos que sea necesario almacenar y el espacio disponible, se opta por dos soluciones:

  • Los almacenes con acceso directo suelen instalarse en empresas que gestionan muchas referencias de producto pero con pocos palets. Dentro de este tipo de almacenes hay dos opciones:
  1. Almacenes de profundidad simple, donde los transelevadores acceden de forma directa a todos los palets del pasillo donde opera.
  2. Almacenes de profundidad doble, los cuales se utilizan cuando es necesario optimizar el espacio y se dispone de un número menor de transelevadores. En ellos, es necesario colocar 2 palets en una misma ubicación, uno detrás del otro.
  • Los almacenes con sistemas por compactación incrementan significativamente la capacidad de almacenamiento respecto a los almacenes con acceso directo, ya que pueden llegar a almacenar palets en canales de hasta 40 m de profundidad, reduciendo de este modo el número de pasillos. Este tipo de almacenes automáticos suelen instalarse en negocios que gestionan pocas referencias y muchos palets, como las empresas de productos de consumo masivo. 

Almacenes automáticos según su mercancía

Un almacén automático puede almacenar cualquier tipo de mercancía, desde bobinas de acero hasta perfiles de gran longitud, aunque los más habituales son los pallets y las cajas.

Los almacenes automáticos para palets son los más comunes dentro del sector industrial. El palet es la unidad de carga más utilizada, ya que permite mover y almacenar cualquier tipo de mercancía. Estos almacenes están diseñados para albergar productos paletizados y cuentan con transelevadores para las operaciones de entrada y salida de productos.

Los almacenes automáticos para cajas son similares a los de palets, pero están diseñados específicamente para almacenar a las mismas. Los pasillos son estrechos y la separación entre los diferentes niveles es la mínima necesaria en función de las dimensiones del producto y de las palas del transelevador. De esta forma se consigue tener una gran capacidad de almacenamiento en espacios reducidos.

Almacenes automáticos según su grado de automatización

Hay diferentes niveles de automatización en función de su grado de automatización:

Baja automatización: Sucede cuando hay poca maquinaria instalada que pueda sustituir los procesos manuales. En este caso los operarios realizan gran parte del trabajo.

Semi-automatización: En este caso existe un gran despliegue de maquinaria que controla la mayoría de los procesos a través de un software de gestión de almacenes (SGA), pero aún tiene procesos sin automatizar.

Alta automatización: En esta situación existe una automatización completa de todos los procesos, y son los transelevadores los que se encargan de realizar todas y cada una de las acciones.

Almacenes automáticos según su tipo de robot

Los almacenes automatizados están dotados de equipos que manipulan la mercancía sin la intervención del operario. Estos almacenes pueden incorporar diferentes robots:

Para la manipulación de la mercancía: transelevadores o Pallet Shuttle.

Para el transporte de la mercancía: transportadores, electrovías o vehículos de guiado automático.

Para la preparación de los pedidos: robots antropomórficos o robots auxiliares.

Ventajas de un almacén automatizado

Los beneficios que aportan a la industria este tipo de almacenes son múltiples y variados. A continuación veremos los tienen un mayor impacto para las empresas:

  • Mejora la eficiencia en todo el proceso logístico
  • Evita el error humano. Los almacenes se gestionan a través de un software de gestión y los errores se minimizan de forma considerable.
  • Mayor control de stocks. Se controla el almacén en tiempo real.
  • Optimiza el espacio.
  • Disminuyen los accidentes laborales.
  • Se reducen los costes.
  • Se incrementa el control de calidad.
  • Mejoran las condiciones laborales, por ejemplo, en almacenes expuestos a temperaturas extremas o en ambientes de trabajo hostiles, como en plantas frigoríficas.

La importancia de los almacenes automatizados

Los almacenes automatizados permiten a las empresas ser más eficientes y ágiles para adaptarse a los plazos de entrega, cada vez más exigentes.

Esta solución permite optimizar todo el proceso logístico, consiguiendo un trabajo más eficaz, fluido, rápido y sin errores. La optimización del espacio y el control de stocks en tiempo real son dos de sus beneficios más destacados.

Aunque en este post hemos hablado de los almacenes automatizados más habituales, en el mercado existen otras posibilidades, con características y prestaciones diferentes. La elección de la solución más adecuada dependerá de múltiples factores, como el espacio, el producto, el sector o el número de referencias, entre otros.

Montega, junto con nuestro partner Artabro, tenemos una amplia experiencia en implantar almacenes automatizados en diferentes sectores industriales. Realizamos proyectos a medida en función de las necesidades de nuestros clientes, como por ejemplo, almacenes automáticos de chapas, de bobinas, de bidones, etc; infraestructuras de primera calidad.

Contacta con nosotros sin compromiso y encontraremos la mejor solución logística para tu empresa, que mejorará tu cadena de suministro y te hará destacar entre tu competencia más directa.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Categorías

RECIENTES

MONTEGA

Si necesitas más información sobre nuestros servicios,
no dudes en ponerte en contacto con nosotros

Subscríbete a nuestra newsletter